Cuando aparecieron las primeras páginas web, eran sitios que por lo general, solamente las grandes empresas podían contar con una. Imaginar que una persona tuviera la oportunidad de tener